La psicóloga

Plasticidad neuronal: ¿se puede retrasar la evolución de la enfermedad?

4m

Las neuronas son las células del sistema nervioso cuya función principal es recibir, procesar y transmitir información a través de señales químicas y eléctricas.

El cerebro no está compuesto por una maraña de neuronas que forman una sola estructura, sino que las neuronas forman redes y circuitos entre ellas. Cuando un grupo de neuronas se activa a la vez, tenderán a enviarse información entre ellas. Si este patrón de activación se repite con frecuencia, este grupo de neuronas formará una unión más intensa.

Cuando aparece daño cerebral, por ejemplo, en las demencias, muchas de estas conexiones se rompen o se dañan y no pueden realizar su función: relacionar conceptos, evocar recuerdos, etc. Aun así, el cerebro humano tiene la capacidad de recuperarse y reestructurarse: nos referimos entonces a la plasticidad neuronal.

La plasticidad neuronal es esencial tanto para el desarrollo normal de los circuitos cerebrales facilitando la adquisición de conocimientos y habilidades, como para la reparación del cerebro después de una lesión.

Además, la plasticidad neuronal permite a las neuronas regenerarse tanto anatómica como funcionalmente y formar nuevas conexiones sinápticas. Este potencial adaptativo del sistema nervioso permite al cerebro reponerse a trastornos o lesiones, y puede reducir los efectos de alteraciones estructurales producidas por patologías como la enfermedad de Alzheimer.

Aun así, el cerebro, en comparación con otros tejidos como la piel, tiene muy pocas células madre (células capaces de dividirse para producir nuevas células). Cuando somos adultos, solo unas pocas células tienen esta propiedad y, generalmente, están localizadas en puntos concretos del cerebro (como en el hipocampo, que es una parte que interviene en la memoria). Por lo tanto la capacidad de regeneración de nuestro cerebro es limitada, lo cual explica porque la rehabilitación es complicada cuando hay lesiones cerebrales.

La plasticidad neuronal nos permite aprender y adaptarnos. Si mantenemos actividad intelectual durante toda nuestra vida con actividades cognitivamente estimulantes, podemos hacer que nuestro cerebro llegue en mejores condiciones a edades avanzadas, del mismo modo que lo hace el cuerpo de alguien que hace deporte toda su vida.

Actualmente, sabemos que el entrenamiento cognitivo en las personas con problemas de memoria produce cambios en el cerebro mediante la plasticidad neuronal, y esto ayuda a retrasar la evolución natural de la enfermedad.

La psicóloga

Las psicólogas Laura Casas y Dolors Badenes nos enseñan los términos más importantes para entender la enfermedad del Alzheimer.


Tipos de memoria: ¿cómo afecta la demencia?


Plasticidad neuronal: ¿se puede retrasar la evolución de la enfermedad?


Retrogénesis: pérdida de habilidades cognitivas.


Ver todos los temas

  • ¿Te ha resultado útil el artículo?

¡Gracias por compartir tu opinión!

Recuerda que si tienes alguna sugerencia puedes enviarnosla en el apartado Sugerencias de nuestra web.

Tags relacionados

DEMENCIA DIAGNÓSTICO DEMENCIA DIAGNÓSTICO DEMENCIA DIAGNÓSTICO DEMENCIA DIAGNÓSTICO

Articulos relacionados

La neuróloga

1m

¿Qué son las funciones cognitivas?

Leer artículo completo

La psicóloga

2m

Retrogénesis: pérdida de habilidades cognitivas.

Leer artículo completo

Los problemas de conducta

3m

La desinhibición: conductas inapropiadas.

Leer artículo completo

Todos los artículos de "La psicóloga"

Las psicólogas Laura Casas y Dolors Badenes nos enseñan los términos más importantes para entender la enfermedad del Alzheimer.


Tipos de memoria: ¿cómo afecta la demencia?


Plasticidad neuronal: ¿se puede retrasar la evolución de la enfermedad?


Retrogénesis: pérdida de habilidades cognitivas.


Ver todos los temas