Los problemas de conducta

Las alucinaciones.

4m

Una alucinación es una falsa percepción de objetos o acontecimientos. Consiste en percibir cosas en cualquier modalidad sensorial (visiones, sonidos, sabores u olores) que parecen reales, pero no lo son.

Cuando las personas con enfermedad de Alzheimer tienen una alucinación, ven, oyen, huelen, saborean o notan algo que no es real. En la enfermedad de Alzheimer las alucinaciones más frecuentes son las visuales, normalmente ven personas o animales. Cuando aparecen las auditivas, frecuentemente son voces y ruidos.

Es importante evaluar si las alucinaciones tienen un impacto verdaderamente negativo en la vida de la persona y en sus familiares. No todas las alucinaciones son molestas para la persona. Algunas veces, las alucinaciones no afectan o incomodan a la persona que las percibe. Por ejemplo, escuchar la voz de un ser querido que ha muerto recientemente o verlo por un momento puede ser parte del proceso de duelo.

No todas las alucinaciones son molestas para la persona. Algunas veces, las alucinaciones son normales.

¿Cómo debemos actuar ante las alucinaciones?

Estas son algunas pautas a tener en cuenta a la hora de enfrentarnos a estas conductas:

  • En ocasiones las alucinaciones pueden ser desencadenadas por enfermedades médicas, déficits nutricionales o determinados fármacos. Por ello, la mejor forma para empezar a ayudar a alguien que tiene alucinaciones es consultar al médico de referencia. El médico valorará que tipo de tratamiento necesita añadir o ajustar para reducir y/o eliminar las alucinaciones. Los medicamentos pueden ser útiles cuando la persona está constantemente molesta por los síntomas y ya se han probado enfoques no farmacológicos.
  • En relación a los enfoques no farmacológicos, es importante revisar si existen déficits sensoriales (vista y audición) para evitar interpretaciones erróneas de la realidad.
  • También es importante modificar y simplificar, cuando sea necesario, el entorno (por ejemplo, tener una buena iluminación en las habitaciones, retirar espejos o elementos de decoración que creen confusión, etc.).
  • Cuando las alucinaciones aparecen, es importante reaccionar con calma e intentar tranquilizar a la persona con palabras amables. Es útil, además, distraer su atención hacia otras actividades.
  • Debe evitar convencer a la persona de que no son reales, y tampoco es adecuado discutir con ella sobre la veracidad de lo que ve, oye o cree. Ante preguntas directas, es mejor no contestar o dar respuestas neutras.
  • Anotar en qué momentos aparecen o son más frecuentes puede ayudar a determinar si estos comportamientos se producen en momentos específicos del día o con personas particulares. La identificación de las causas puede ayudarle a realizar cambios para superar las dificultades.
  • ¿Te ha resultado útil el artículo?

¡Gracias por compartir tu opinión!

Recuerda que si tienes alguna sugerencia puedes enviarnosla en el apartado Sugerencias de nuestra web.

Tags relacionados

CONDUCTA DEMENCIA CONDUCTA DEMENCIA CONDUCTA DEMENCIA CONDUCTA DEMENCIA

Articulos relacionados

Los problemas de conducta

4m

La apatía: falta de entusiasmo.

Leer artículo completo

Los problemas de conducta

3m

La depresión.

Leer artículo completo

El diagnóstico

1m

¿Cuáles son las causas de las demencias?

Leer artículo completo

Todos los artículos de "Los problemas de conducta"