El hogar

Más facilidades, más seguridad.

3m

¿Qué aspectos de la seguridad en casa se pueden mejorar cuando tienes Alzheimer? La demencia hace que, con frecuencia, las familias se planteen si el entorno donde la persona realiza gran parte de las actividades de la vida diaria y de convivencia familiar es adecuado. Es decir, si es lo suficientemente seguro y si cumple con unas garantías de calidad de vida para desenvolverse como hasta ahora, y considerando también las necesidades futuras.

Así mismo, lo fundamental es que cualquier adaptación pase por:

  • Comprender las necesidades reales de la persona con demencia en cada etapa y la percepción que tiene ésta a nivel visual, acústico y espacial.
  • Otras limitaciones físicas o sensoriales que conlleva el propio envejecimiento u otras situaciones de salud que le acompañen.

Por eso, el entorno es considerado una parte esencial en el cuidado. Este puede mejorar, o por lo menos reducir, algunos de los síntomas de la enfermedad. En función del contexto, puede que incremente la necesidad de apoyo y se reduzca la autonomía de la persona, generando mayor discapacidad. Esto puede suceder, por ejemplo, cuando:

  • La persona reciba muchos estímulos, como ruidos, música, luz inadecuada, objetos acumulados, colores estridentes de difícil reconocimiento, etc.
  • Existan dificultades o riesgo en la accesibilidad a las estancias, ya sea a nivel físico o sensorial, o en el desarrollo de las actividades cotidianas como el aseo, la cocina o el dormitorio.

La adecuación del hogar debe permitir:

  • Aumentar la tranquilidad de la persona, ofreciéndole un clima de confort y bienestar. Así se mantiene el contacto con la realidad y se evita que aumente la confusión.
  • Organizar el espacio de manera que pueda vivir con cierta normalidad y se mantenga al máximo la independencia y seguridad, y previniendo las caídas y accidentes.
  • Proteger de conductas de riesgo y peligrosas.

Cada familia, junto a la persona, tiene que estudiar las mejores soluciones para su situación. Esto implica realizar los cambios y adaptaciones requeridas. y que estas se adecuen tanto a las necesidades, como al estilo de vida y gustos de la persona.

Por ende, ante la aparición de la demencia, es común que haya cambios. Los cambios y más en el entorno, acostumbran a provocar angustia, desorientación y desconcierto, por lo que es adecuado realizar las adaptaciones que resulten imprescindibles y de forma progresiva.

  • ¿Te ha resultado útil el artículo?

¡Gracias por compartir tu opinión!

Recuerda que si tienes alguna sugerencia puedes enviarnosla en el apartado Sugerencias de nuestra web.

Tags relacionados

HOGAR ACTIVIDADES DIARIAS HOGAR ACTIVIDADES DIARIAS HOGAR ACTIVIDADES DIARIAS HOGAR ACTIVIDADES DIARIAS

Articulos relacionados

Factores de riesgo

1m

Los factores de riesgo del Alzheimer.

Leer artículo completo

Delegar responsabilidades

4m

¿Cómo encarar la economía familiar?

Leer artículo completo

Asistencia telemática

2m

¿Qué funciones tiene la tele-asistencia?

Leer artículo completo