Delegar responsabilidades

Testamentos: ¿qué debemos saber?

4m

¿Puede la persona con demencia hacer o cambiar el testamento?

Es un derecho que se adquiere a la mayoría de edad. Este servicio de notaría tiene un coste si lo realiza un notario, pero vale la pena pagar la tasa y evitar errores de un testamento redactado por uno mismo. Si una persona muere sin haber testado, sus bienes y posesiones se dividirán según la ley. Es obvio que cabe la posibilidad de que esto no tenga como resultado lo que la persona hubiera deseado.

Se puede redactar un nuevo testamento o se pueden introducir modificaciones en el existente, cuando se desee. Sin embargo, si la persona con demencia desea testar o hacer cambios, se debería consultar un notario y realizar un peritaje para asegurarse de que es capaz de entender el documento. Nadie puede hacer un testamento por otra persona, esto incluye al pariente más próximo, al notario o al tutor legal.

¿Cuándo se otorga el grado de competencia? El grado de competencia se considera cuando la persona tiene capacidad para elegir, expresar y defender una decisión concreta en un momento determinado. Se otorga cuando la persona es capaz de comprender la situación en la que se encuentra, valora y razona las alternativas de las actuaciones, posibles consecuencias, beneficios, y por último, actúa voluntariamente, libre y sin coacciones. La demencia puede conllevar pérdida de facultades para poder realizar una valoración de riesgos beneficios, así como, para comprender consecuencias de las decisiones.

Así mismo, las decisiones pueden ser de mayor o menor repercusión en la vida de la persona, o ser de una complejidad variada. Por ejemplo, la persona puede tener grandes dificultades para gestionar los temas patrimoniales, pero puede tener muy claro quién quiere que le cuide o cómo y dónde desea vivir, y ser una decisión de gran coherencia en la historia de la vida de la persona.

Ante la duda, se puede solicitar una valoración del estado cognitivo, y consultar a profesionales de la neurología sobre la capacidad y competencia antes de tomar decisiones en nombre de nuestro familiar o solicitar medidas legales para poder representarle.

Por ende, la Legislación Española contempla que “las enfermedades o deficiencias de carácter físico o psíquico que impiden a la persona gobernarse por sí misma” son causa para solicitar una modificación de la capacidad legal, para que un juez elija un tutor que vele por el bienestar y la protección de la persona.

  • ¿Te ha resultado útil el artículo?

¡Gracias por compartir tu opinión!

Recuerda que si tienes alguna sugerencia puedes enviarnosla en el apartado Sugerencias de nuestra web.

Tags relacionados

RESPONSABILIDADES RECURSOS LEGALES RESPONSABILIDADES RECURSOS LEGALES RESPONSABILIDADES RECURSOS LEGALES

Articulos relacionados

Discapacidad y dependencia

2m

¿Qué es y para qué sirve la tarjeta o certificado de discapacidad?

Leer artículo completo

Delegar responsabilidades

4m

¿Cómo encarar la economía familiar?

Leer artículo completo

Delegar responsabilidades

1m

Autotutela: el paciente define quién será su tutor en el futuro.

Leer artículo completo